El trabajo remoto, ¿fantasía o realidad?

El trabajo remoto, ¿fantasía o realidad?

¿En dónde está trabajando ahora mismo? ¿En su casa o en la oficina? ¿Con su tableta, laptop o PC? Si la mayor parte de sus respuestas están enmarcadas en ambientes fuera de la oficina, usted es uno de los muchos que realiza el “teletrabajo", una tendencia de rápido crecimiento en la fuerza de trabajo moderna. Pero, al igual que cualquier nueva práctica de trabajo, incorporarse a esta nueva forma de trabajo, a su rutina habitual requiere cierta disciplina y diligencia.

Según una investigación de la compañía de software financiero Intuit, casi una cuarta parte de los trabajadores de los Estados Unidos trabajan desde casa por lo menos unas horas cada semana. Hoy en día,  67% de las empresas permiten que al menos algunos empleados trabajen en casa de vez en cuando, frente al 50% en 2008 y 38% permitió que algunos trabajadores lo hicieran de manera regular, frente al 23% según el Wall Street Journal. Esas y otras organizaciones ven el teletrabajo como una gran manera para que los empleados mantengan un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida. Pero esa flexibilidad también puede crear algunos nuevos desafíos. A continuación enumeramos cinco estrategias para teletrabajar eficazmente:  

1.- Comunicación efectiva y constante:

Es necesario que desde el inicio de las actividades de teletrabajo o también conocido como trabajo colaborativo a distancia, el equipo mantenga una comunicación activa, efectiva y constante, es decir, no trabajar en cuanto a suposiciones y que las horas de conexión sean regulares y, en lo posible, coincidan con la mayor parte del equipo. De igual forma, que todos los integrantes estén al tanto de las tareas y responsabilidades de cada uno y se establezca una planificación detallada con los objetivos, plazos y herramientas de medición de productividad y eficiencia.  

2.- Conviértase en un gerente proactivo:

El gerente o encargado de dirigir el equipo debe ser el miembro más proactivo y abierto a los cambios que exige el mundo digital. Esta persona debe ser receptiva y procurar ser un mediador entre los diferentes canales de participación, así como establecer parámetros y políticas de buen trabajo que sean justas y equilibradas para todo el equipo, en donde todos se sientan cómodos y proactivos a encontrar soluciones efectivas para el proyecto.

3.- Constituya un equipo proactivo:

No solo se trata de tener un líder proactivo, también es necesario que los demás integrantes del equipo tengan esta característica, de manera que todo pueda marchar en la mejor sintonía y se compartan los mismos intereses y objetivos.

4.- Mida la productividad de su equipo:         Desde el inicio de las labores, es importante precisar una planificación, cronograma y herramientas de medición de resultados, en donde todos los integrantes del equipo estén claros y de acuerdo con los métodos a utilizar. Esto evitará en el proceso, malos entendidos o que se confundan los intereses y objetivos en común del proyecto.

Compartir:

No hay comentarios

Agregar comentario